Motores Térmicos

Desperdiciamos hasta un 60% de la energía que producimos. En automóviles y centrales eléctricas, gran parte de ella se disipa en forma de calor. Investigadores de General Motors intentan recobrar esa energía con ayuda de ciertos materiales conocidos como aleaciones con memoria de forma, que permitirían convertir ese calor en energía mecánica y después en electricidad. El primer objetivo consiste en reciclar el suficiente calor del escape de un vehículo como para accionar el aire acondicionado o la radio.

La idea se basa en recolectar el calor con una correa de hebras finas y paralelas fabricadas a partir de una aleción de níquel y titanio que recuerda una forma determinada. Tales aleaciones adoptan uno de dos estados; en este caso, uno rígido, a mayor temperatura, y otro flexible, a una temperatura más baja.  En el diseño de G.M. , la correa se tensa entre 3 poleas. Una de ellas se halla cerca del escape, mientras que otra se encuentra más alejada y, por tanto, en una zona más fría. La correa se contrae al pasar por el vértice caliente y se dilata en el frío, de manera que arrastra un árbol que acciona un generador. Por ahora, una pequeña cinta de 10 gramos genera una potencia de 2W.  Si estas aleaciones han abierto la puerta a aplicaciones hasta ahora consideradas imposibles, se debe a que funcionan con diferencias de temperatura tan bajas como diez grados.

El diseño de G.M. destaca por su sencillez pero no está exento de problemas, a saber: los materiales con memoria de forma se tornan quebradizos, insertarles el “recuerdo” inicial  requiere un proceso de tres meses y, construir  la correa a partir de las hebras no es sencillo, como tampoco lo es diseñar un dispositivo que se caliente y se enfríe de manera eficiente.  No obstante, en la universidad de Illinois se está investigando con materiales flexibles que convierten el calor en electricidad. Si esta clase de motores se tornase viable, sus aplicaciones no conocerían fin: desde las torres  de enfriamiento y las calderas industriales hasta los radiadores domésticos, frigoríficos, chimeneas y todo tipo de vehículos. En definitiva, un ahorro energético descomunal que reduciría de manera drástica el consumo de combustibles fósiles.

BlogESfera - Directorio de Blogs Hispanos

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Ciencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s