Bisfenol A

El mundo industrializado produce una inmensa cantidad de plásticos: más de 45 millones de toneladas anuales sólo en USA. De qué están hechos? Serán inocuos? CIertas garrafas de agua reutilizables que se venden en Wal-Mart y en otros centros comerciales de ese país lucen ahora etiquetas que anuncian ufanas: Sin BPA. Tales rótulos obedecen al temor de los consumidores, pues se han hallado indicios de que el bisfenol A, ingrediente habitual de los plásticos duros, puede resultar lesivo para el sistema reproductor humano, ya que se interpone entre la acción de las hormonas.

La industria de plásticos y la Agencia Federal de Fármacos estadounidense (FDA), afirman que el BPA no resulta peligroso en la dosis a las que puede verse expuesto el público. Por el contrario, otro organismo, el NTP, reconoció en Septiembre de 2008, que existe “cierta preocupación” ante la posibilidad de que ese compuesto provoque efectos adversos en el cerebro, la conducta y la glándula prostática en fetos, bebés y niños de corta edad. Los reparos de la NTP han llevado a miembros del Congreso a presionar a la FDA  para que ésta examine de nuevo la situación, proceso en curso actualmente.

La incoherencia de los mensajes osbre la seguridad del BPA, amén del malestar público creado, ha puesto de manifiesto que la valoración de los riesgos sanitarios del BPA es controvertida y descoordinada. En USA, los diversos organismos de sanidad no han llegado a una postura común sobre el BPA. Por varias razones. La más incisiva, la ausencia de directrices claras sobre el número y tipo de pruebas necesarias para dictaminar la peligrosidad de compuestos que, como el BPA, se interponen en la acción de las hormonas. La evaluación directa de tales riesgos mediante experimentos a doble ciego con humanos es éticamente inaceptables.

Por otra parte, se desconoce qué relevancia pueden tener para la salud humana los datos obtenidos mediante estudios sobre animales. A escala mundial, en una economía globalizada donde la producción y la exposición al BPA han crecido velozmente, la necesidad de vencer estas dificualtades resulta apremiante. Y más cuando el BPA , es sólo uno entre los miles de productos químicos que se teme que pudieran tener efectos no deseados sobre la salud reproductiva.

BlogESfera - Directorio de Blogs Hispanos

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Ciencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s