La fusión nuclear, cada vez más cerca…

Un equipo del MIT y la Universidad de Columbia ha probado con éxito un reactor que podría abrir un nuevo camino hacia la fusión nuclear, la cual podría llegar a ser una fuente de energía segura, fiable y casi ilimitada.
Comenzado en el año 1998, el reactor LDX usa una configuración única donde su electroimán principal es suspendido, o mantenido levitando, por otro electroimán desde arriba. El sistema se empezó a probar en el 2004 en un “modo sostenido” de funcionamiento, donde el electroimán se mantuvo en su lugar por medio de una estructura de apoyo, que causaba pérdidas significativas al plasma (un gas caliente y eléctricamente cargado) donde tiene lugar la fusión.

El LDX logró por primera vez operar con su sistema de levitación plenamente activo en el pasado mes de noviembre. Una segunda ronda de pruebas se realizó del 21 al 22 de marzo del actual año, obteniéndose una mejor capacidad de medición, e incluyó experimentos que clarificaron los resultados anteriores. Estos experimentos y el estudio de sus datos demuestran una mejora sustancial en el confinamiento del plasma, un progreso significativo hacia la meta de producir una reacción de fusión nuclear.

El reactor LDX reproduce las condiciones necesarias para la fusión imitando el tipo de campo magnético que rodea a la Tierra y a Júpiter. El proyecto conjunto del MIT y de la Universidad de Columbia consta, entre otros elementos, de un electroimán superconductor, a muy baja temperatura, aproximadamente del tamaño y la forma de un gran neumático para camiones. Cuando el reactor está en funcionamiento, este electroimán de media tonelada se hace levitar dentro de una gran cámara al vacío utilizando otro gran electroimán ubicado sobre la cámara.

La ventaja del sistema de levitación es que no requiere de ninguna estructura interior de apoyo que interferiría con las líneas del campo magnético que rodean al electroimán en forma de rosquilla. Eso permite que el plasma dentro del reactor fluya a lo largo de las líneas del campo magnético sin tropezar con ningún obstáculo que lo interrumpiría, y por tanto detendría el proceso de fusión.

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s