La Larga Marcha-Stephen King (1979)

Hace ya años que soy un permanente lector de Stephen King, y si bien he leido ya muchos de sus titulos, aun quedan muchos otros porque este hombre no para de trabajar. Este en particular me gusto( junto con otros ) mas que el resto, pero lo lei hace ya tiempo asi que no lo recuerdo bien y he preferido poner un resumen que me parece correcto, hecho por otro antes que  tener que volver a leerlo para hacer una breve reseña.

Una de las principales virtudes de Stephen King como escritor es cómo logra convencernos de que lo más terrorífico, absurdo e inverosímil puede ocurrir en cualquier momento y lugar. Por ejemplo, en su selección de relatos PESADILLAS Y ALUCINACIONES II, hay un cuento en el cual, cada 7 años, llueven sapos antropófagos en un pueblecito de Maine. ¿Absurdo? ¿Descabellado? Lo mismo piensan los protagonistas de la historia, quienes asumen las mismas actitudes (racionales y modernas) que asumiría cualquier lector, hasta que se desencadenan los hechos, y resulta que no podía ser de otra manera. Ese es King.

En LA LARGA MARCHA, estamos frente a otra situación absurda que poco a poco se convierte en normal. En unos Estados Unidos alternativos (¿o futuros?), cien jóvenes son seleccionados para participar en la larga marcha del título, una caminata que se inicia en la frontera USA-Canadá, continuando hasta que solo queda uno. No es que gane uno, sino que queda uno, por que los otros 99 deben morir. No hay otra alternativa en la Larga Marcha. Cien participan. Solo uno sobrevive.

La novela no nos proporciona una explicación sobre cómo se llegó a instaurar dicha costumbre en esos Estados Unidos de pesadilla. Hay alusiones a un líder, el Comandante, que más bien parece una suerte de Gran Hermano militarizado. Los jóvenes (pueden hacerlo desde los 16 años) participan por propia elección o por designación, la cual no parece obedecer a lógica alguna. Por supuesto, el vencedor obtiene un premio, además de su vida.

¿Cuál es la finalidad de realizar esta marcha? ¿Diversión sádica? ¿Capricho? Las instituciones que consideramos claves en la sociedad norteamericana brillan por su ausencia (el Congreso, las entidades religiosas, las asociaciones civiles) De los diálogos que entablan los protagonistas, se deduce que nadie cuestiona a la Larga Marcha. Los deudos lamentan la muerte de sus hijos, otros hacen apuestas sobre el resultado o algún otro incidente que ocurra en el transcurso de la marcha (quien es el primero en morir, por ejemplo).

Me olvidaba precisar: los participantes no mueren por causas naturales. Son abaleados por un cuerpo de militares que los sigue durante todo el camino. Su misión es proporcionar comida y bebida a los participantes, y en matar a los que pierden el ritmo o intentan hacer algo no permitido.

Los participantes, quienes por fuerza forman grupos, ya sea por afinidad o por mero instinto de asociación, nos revelan a través de sus conversaciones que las cosas no siempre fueron así, que hubo un tiempo en el cual no existía la Larga Marcha, suerte de circo romano (¿y si esa fuera la finalidad de la misma?) del nuevo imperio.

El link de la reseña es este por si os interesa: http://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00786.htm

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s