Ahora le echan la culpa al sol, lo que hay que oir!!!

Esos molestos cortes en las llamadas de teléfonos móviles que se han venido atribuyendo a perturbaciones atmosféricas, humedad alta o vegetación espesa, podrían en realidad tener un origen más celestial. Un equipo de investigadores dirigido por la Queen’s University sugiere que un gran porcentaje de tales casos son producidos por la actividad solar.

La investigación del misterio de los fallos en satélites de comunicaciones en la década de 1990, llevó al profesor de matemáticas y estadística David Thomson, que por aquel entonces trabajaba en los Laboratorios Bell, en Murray Hill, New Jersey, a un inesperado descubrimiento que tiene también implicaciones para millones de usuarios de telefonía móvil en todo el mundo. Tanto los satélites como los teléfonos móviles son susceptibles a ciertas perturbaciones solares.

Thomson, que llegó a la Queen’s University, Canadá, en 2002 como catedrático de investigación en estadística y procesamiento de señales, ha continuado trabajando en este complejo problema junto a un equipo de colegas de esa universidad y del Instituto Tecnológico de New Jersey, la Universidad de New Hampshire, y la Universidad de California en San Diego.

Usando datos reunidos por radiotelescopios solares, Thomson rastrea las ondas de radio emitidas por el Sol durante eventos astrofísicos que liberan una gran energía al espacio. Después, él y sus colaboradores tratan de correlacionar estos pulsos con cortes en llamadas telefónicas de móviles y otras interrupciones en telefonía celular. Thomson confía en que los datos reunidos por el nuevo radiotelescopio de la Queen’s University, instalado en el tejado de la facultad de matemáticas, ayudará a identificar de qué manera ciertos eventos solares causan los problemas descritos.

“Lo que hemos descubierto es asombroso y muy diferente de las explicaciones que aparecen en muchos libros de texto de ingeniería”, asevera Thomson.

Cuando el “fogonazo” en ondas de radio asociado a una erupción solar azota la Tierra y las antenas de telefonía móvil están lo bastante expuestas al Sol, el número de llamadas que se cortan sin ningún motivo técnico aparente se incrementa de manera espectacular, tal y como los investigadores han constatado. En un ejemplo bien estudiado, esa cifra alcanzó el 9 por ciento, pero hay constancia de que algunos sistemas han sufrido un 20 por ciento de cortes durante las erupciones solares.

El misterio es por qué las llamadas se cortan en ausencia de tales erupciones solares. Los investigadores creen que el fenómeno que lo provoca está relacionado con la irradiación de energía solar contra el campo magnético de la Tierra.

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Carreras y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s