Camuflaje Optico

Ingenieros de la Universidad Purdue, siguiendo pautas matemáticas confeccionadas en el año 2006 por físicos del Reino Unido, han creado un diseño teórico que emplea una serie de diminutas agujas que radian hacia el exterior de un rayo central. El diseño, que se parece a un cepillo redondo para el cabello, curvaría la luz alrededor del objeto cubierto. Los objetos de fondo serían visibles, pero no el objeto rodeado por el conjunto cilíndrico de nanoagujas.

Sin embargo, el diseño tiene una gran limitación: funciona para cualquier longitud de onda pero sólo para cada una por separado, y no para todo el rango de frecuencias del espectro visible a la vez. No obstante, éste es un primer paso hacia un diseño que permita obtener un dispositivo de camuflaje óptico capaz de servir para todas las longitudes de onda de la luz visible al mismo tiempo.

La investigación ha sido realizada por Vladimir Shalaev, Wenshan Cai, Uday K. Chettiar, y Alexander V. Kildishev, todos de la Escuela de Ingeniería Electrónica e Informática de la Universidad Purdue.

Los cálculos indican que el dispositivo inicial haría invisible a un objeto en una longitud de onda de 632,8 nanómetros, que corresponde al color rojo. Sin embargo, el mismo diseño base podría aplicarse para crear una capa de enmascaramiento para cualquier otra longitud de onda específica del espectro visible.

Crear un diseño que funcione al mismo tiempo para todos los colores de la luz visible es un gran desafío técnico, pero los investigadores piensan que es posible.

En principio, esta capa podría ser arbitrariamente grande, de las dimensiones de una persona, un avión, u otros objetos de cualquier forma y tamaño.

Se necesitan dos requisitos para hacer invisible un objeto: la luz no debe reflejarse fuera del objeto, y además debe doblarse alrededor de éste para que las personas vean sólo lo que haya detrás del objeto enmascarado y no a éste.

Si se cumpliera con tan sólo el primer requisito, el de impedir que la luz se refleje fuera del objeto, todavía se vería una sombra oscura con la forma de él y se sabría que hay algo allí. El requisito más difícil es curvar la luz alrededor del objeto enmascarado, para que el fondo sea visible pero no el propio cuerpo cubierto. El efecto resultante es que el espectador vería “a través” de él.

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s