Gafas Inteligentes

Imagina poder tener a su disposición, sin cambiar de gafas, lentes capaces de ser transparentes u oscuras, y que pueda ajustarlas a voluntad en las tonalidades de amarillo, verde o rosado. Una nueva lente con poderes de camaleón, promete mejorar grandemente el funcionamiento de las gafas de sol.

Gafas de sol que puedan controlarse con el mero ajuste de un botón, interesarían a los atletas, los obreros de la construcción y a cualquiera que tenga los ojos sensibles. Estas gafas son posibles gracias a un nuevo material con cualidades singularmente adaptadas para esta tarea y utilizando muy poca energía. Un prototipo de las gafas inteligentes ha sido presentado ahora por Chunye Xu, profesora de ingeniería mecánica de la Universidad de Washington.

Los motoristas, esquiadores o ciclistas de montaña pueden estar en un momento a la sombra y al siguiente pasar a la deslumbrante luz del Sol. Algunas gafas de sol sofisticadas ya permiten a los atletas ajustarse a las condiciones cambiantes del entorno intercambiando lentes. Pero en las nuevas gafas de sol tan sólo se tarda de uno a dos segundos para efectuar la transición, por lo que permiten un ajuste mucho más rápido. Las opciones para quienes usen estas nuevas gafas de sol no incluyen simplemente el control de diferentes niveles de oscurecimiento, sino también distintos colores de lente como el amarillo, que se dice refuerza los contrastes y mejora la percepción de profundidad, o el rosado que otorga más brillo a las escenas con poca luz. Las nuevas gafas ofrecerían un rango interminable de opciones en un solo accesorio.

Los médicos ya recomiendan las gafas de sol que se oscurecen en respuesta a las condiciones de iluminación, conocidas como lentes fotocromáticas. Éstas usan los rayos ultravioleta entrantes para activar una reacción química que oscurece la lente, pero los usuarios no pueden ajustar esta función. También, las lentes pueden permanecer del todo trasparentes bajo la fuerte luz del mediodía o bien oscurecerse en un atardecer con bajo nivel de iluminación, dependiendo del ángulo de los rayos de luz entrantes. Y además esas gafas fotocromáticas tienen la desventaja de que cuando el usuario está detrás de una superficie protegida de los rayos ultravioleta, como la ventanilla de un automóvil, las lentes no cambian de color. Las gafas ajustables evitarían estos problemas.

Las gafas prototipo se alimentan por medio de una pila de reloj instalada en la montura, y el usuario mueve un dial diminuto en una de las patillas para cambiar el color o la transparencia.

Las lentes se crearon intercalando un gel entre dos capas de un material electrocromático. Aplicando un pequeño voltaje, las partículas cargadas pasan de una capa a la otra y cambian la transparencia. Una vez que las gafas adquieren un cierto tinte, permanecen así sin necesidad de aplicar energía durante aproximadamente 30 días. Una sola batería de reloj puede alimentar miles de transiciones.

Anuncios

Acerca de neometalero

Nada que decir...
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s